×

El necesario posicionamiento de México ante el conflicto Israel-Gaza

El necesario posicionamiento de México ante el conflicto Israel-Gaza

Foto de portada: Reuters / vía El Heraldo de México en Facebook

El 7 de octubre de 2023, la agrupación política y paramilitar palestina conocida como HAMAS lanzó un ataque desde la Franja de Gaza hacia el sur de Israel, derivando tanto en el asesinato deliberado y secuestro de civiles como en la incursión de fuerzas paramilitares hacia territorio israelí. Ante el ataque, el gobierno del Estado de Israel, encabezado por su primer ministro Benjamín Netanyahu respondió lanzando duras operaciones militares de cortes marítimo, aéreo y terrestre hacia el territorio palestino. Estas operaciones militares se han concentrado en actividades como el bombardeo de territorios Gazatíes, incluyendo zonas civiles; el cerco total del territorio; y el empleo indiscriminado de armamento prohibido. Tales acciones han tenido como consecuencia el asesinato, en primera, de personal civil de organismos internacionales humanitarios, en segunda, de mas de un centenar de periodistas. También provocó la destrucción de patrimonios histórico, cultural, económico y social Palestino-Gazatí como lo fue el bombardeo sobre iglesias, hospitales, edificios sede de organismos internacionales y del sistema educativo Gazatí, como lo fue la destrucción de la Universidad Al Israa. El bombardeo indiscriminado de campos de refugiados como el episodio ocurrido en el campo de Jabalia en donde decenas de personas en condición de refugiadas fueron asesinadas es otra de las consecuencias acaecidas. 

Foto: Reuters / vía El Heraldo de México en Facebook

Sin embargo, las secuelas más fatídicas de los ataques han sido el desplazamiento interno de más de 1.9 millones y el asesinato de más de 25 mil personas, de las cuales la mayoría de víctimas estimadas son niños y mujeres. Además, más de 60 mil personas se encuentran heridas y miles más desaparecidas.

El actual enfrentamiento entre HAMAS e Israel no es nuevo. Su pugna tiene una latencia muy prolongada y se enmarca dentro de la dinámica del conflicto palestino-israelí. Este ha perdurado desde que Israel ocupa ilegalmente territorios palestinos tras el final de la guerra de 1948. No obstante, el enfrentamiento actual ha sido quizá el episodio más devastador para los palestinos Gazatíes en tiempos más recientes debido a la enorme violencia a la que se han visto expuestos. Por parte de Israel, se le ha acusado de generar violaciones al derecho internacional humanitario al cometer crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, pero, sobre todo, lo que se ha considerado como genocidio.

Ante tal escenario, la comunidad internacional no ha sido ajena a las acciones de ambos entes. Por un lado, se encuentran aquellos quienes han apoyado a Israel. En este grupo de países encontramos principalmente a Estados Unidos -aliado histórico de Israel-, y a países europeos como Francia, el Reino Unido o Alemania. En mayor medida, encontramos a aquellos países que se han convertido en baluartes de la causa palestina; la gran mayoría situados en África, América Latina, y Asia. Algunos de estos países han ido un paso más allá, al efectuar de manera general el reconocimiento como Estado a Palestina. Otros, más específicamente, además de llamar a un cese al fuego se han pronunciado más fuertemente. Sudáfrica, por ejemplo, demandó a Israel ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por las constantes violaciones al Derecho Internacional en los últimos 75 años.

Foto: Reuters / vía El Heraldo de México en Facebook

A nivel latinoamericano, las reacciones no se han hecho esperar. Países como Brasil han respaldado la demanda de Sudáfrica. Igualmente, Belice, Bolivia, Chile y Honduras han roto sus relaciones diplomáticas con Israel o han llamado a consultas a sus respectivos embajadores. Cabe recordar que casi la totalidad de los países latinoamericanos y caribeños han reconocido a Palestina como Estado. En ese tenor, la ausencia de México es notable. Es de los pocos países que no ha efectuado tal reconocimiento y de los que, ante el escenario actual, han tardado en posicionarse.  

Si bien durante el siglo XX, la política exterior de México fue más activa ante estos casos, en la actualidad la ambigüedad en el posicionamiento que México ha tomado en sus acciones de política exterior deteriora y/o empequeñece su liderazgo regional. De manera general, concerniente al conflicto palestino-israelí México ha mantenido una posición muy enigmática. En determinados casos, ha apoyado la causa palestina, ya sea votando en las resoluciones de Naciones Unidas. El voto aprobatorio de México en la resolución 67/19, la cual admitió al Estado Palestino como Estado observador no miembro es mero ejemplo de ello. En cambio, en otras ocasiones, México ha votado por la neutralidad en votaciones referentes al tema. También, la neutralidad en el tema del reconocimiento estatal a Palestina podría tomarse indirectamente como un apoyo hacia Israel.

Relativo al conflicto actual, el posicionamiento de México además de poco determinado ha sido muy tardío. Hasta finales de 2023, el gobierno actual encabezado por Andrés Manuel López Obrador se mantuvo al margen de emitir una declaración que se sumará a la condena a las acciones israelíes. Solo hasta hace unos días, en conjunto con Chile, México pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que investigue posibles crímenes de guerra en los territorios palestinos por parte de cualquier ente. Si bien la petición se suma a la creciente presión internacional sobre el gobierno de Netanyahu, este podría no resultar positivamente al tener esta Corte poca capacidad de acción. Israel no ha ratificado su estatuto. Por ende, no es miembro de la Corte. Cualquiera de los resultados que se produzcan de su dictamen, podrían tener secuelas sólo simbólicas o no vinculantes.

Foto: Reuters / vía El Heraldo de México en Facebook

México debe de tomar la decisión de involucrarse en condenar enérgicamente las acciones perpetradas por parte de Israel. No solo sus acciones actuales contra la Franja de Gaza, sino las incesantes violaciones que Israel ha llevado a cabo en los últimos 75 años de ocupación de los territorios palestinos. Existe un enorme cantidad de recursos legales con base en las numerosas resoluciones de Naciones Unidas que abogan, dicho de manera breve, por el respeto de las convenciones internacionales humanitarias; por la ilegalidad de los asentamientos de colonos israelíes, por la condena del uso sistemático de la violencia contra la población palestina, pero sobre todo por el derecho inalienable del pueblo palestino a la autodeterminación e independencia. En esta última, si México quiere estar del lado correcto de la historia, puede reconocer al Estado Palestino como muestra de su buena fe, como ejemplo del cumplimiento de sus objetivos de política exterior, como razón de la búsqueda de un mundo más justo e igual.

Comparte este contenido en:

error: ACCIÓN DENEGADA: Consulta nuestra Política de Privacidad.
Utilizamos cookies para darte la mejor experiencia de usuario y entrega de publicidad, entre otras cosas. Si continúas navegando el sitio, das tu consentimiento para utilizar dicha tecnología, según nuestra Política de cookies. Puedes cambiar la configuración en tu navegador cuando gustes.   
Privacidad